El Penacho de Moctezuma y yo

Estaba a punto de poner una encuesta en un sitio de internet de la siguiente manera: "¿Dejarías de visitar un museo fuera de América con la esperanza de ayudar a regresar arte a su lugar de origen?" Sin embargo antes de hacer dicha pregunta tengo que hacer una aclaración porque hace unos años yo visité el museo de Etnología de Viena (Volkerkundemuseum). Sí... pagué por ver el Penacho de Moctezuma. En ese entonces no pensé que mi cuota en realidad ayudaba a tener más argumentos para mantener la pieza allá. He aquí mi historia:

En 1998 tuve la oportunidad de visitar Viena como parte de un tour que di por Europa. Al saber que iba a estar en dicha ciudad lo primero que se me ocurrió fue visitar el Penacho de Moctezuma. El grupo del tour estaba formado por personas de varias partes del mundo, sin embargo sólo los mexicanos estábamos interesados en ir al museo Etnológico. En realidad creo que éramos los únicos que sabíamos de la existencia de dicho museo.

Una vez que averiguamos la dirección del museo entramos buscando la sala de México. No sé si ese museo sea poco popular o simplemente era temporada baja (aunque lo dudo porque fue en julio), pero la realidad es que además de nosotros no había nadie más. Ver el Penacho (o corona... o como le quieran llamar) fue agradable más no lo que esperaba. Está en un aparador que aumenta su luminosidad sólo cuando hay gente en la sala y tiene una breve explicación en castellano (al menos en ese entonces era lo único en castellano en todo el museo). Recuerdo que la explicación estaba llena de correcciones ortográficas hechas por algún visitante... a mi parecer era una forma de protesta. Sea como sea ver el Penacho ahí no era lo que había imaginado. Yo ya había visto la réplica del Museo de Antropología y esa me parece más llamativa. El museo de la otrora Tenochtitlan presenta todo el contexto de los mexicas. Tiene más piezas, es más amplio, hay más gente, es más cercano a la historia del los objetos que presenta y para quien haya visto la sala mexica llena de danzantes (un domingo al año les permiten la entrada) sabe que no hay lugar más digno para el arte mexica que ahí.

El Penacho podrá estar bien resguardado en Viena y para quien pueda pagar el boleto de avión (el costo del museo ya es lo de menos) puede ser agradable pasar un rato a solas con él (probablemente no haya nadie más en la sala). Sin embargo yo regresaría a Viena sólo para dejar una carta en el museo solicitando que manden de vuelta el objeto de arte. Infinitamente más gratificante sería ver el original en México que tenerlo fuera de contexto en un museo a miles de kilómetros de donde está el pueblo que realmente tiene interés en verlo.

5 comments:

Herencia española dijo...

Desconozco el motivo de como llego el penacho de Moctezuma a ese país. Pero lo que propones es mucho mas que lógico. Estos no valoran la pieza de la misma manera que lo aran los mexicanos, o los Iberoamericanos.
Un saludo desde España a todos los hispanos.

Daniel Estrada dijo...

Una teoría dice que Moctezuma le obsequió a Cortés el Penacho junto con otros objetos. Otra teoría dice que no pudo haber sido un regalo ya que era algo similiar a su corona, pasada de un tlatoani al siguiente.

Sea como sea, lo cierto es que Cortés fue recibido como un invitado por los mexicas y después aniquiló a la cultura huesped. Los abuelos conquistadores iniciaron la batalla sin haber sido provocados (masacre en el Templo Mayor). Recibieron alojamiento, comida, piezas de arte y a cambio mataron a los líderes, quemaron códices, destruyeron los templos, saquearon, conquistaron... Digamos que mordieron la mano que les dio de comer.

El Penacho de Moctezuma es de los pocos objetos "testigos" del encuentro de las dos culturas. La mayor parte de las piezas pre-europeas fueron destruidas. El Penacho es valorado por los mexicanos por lo que representa y nos gustaría poder apreciarlo sin necesidad de cruzar un océano.

La propuesta de Truequearte legitimaría la presencia de un Penacho en Austria ya que de esta forma estaríamos %100 que la pieza fue un regalo. Por otro lado, el pueblo mexicano estaría súmamente agradecido con Austria, así como Austria puede estar agradecido con México por su postura en contra de la invasión en 1938.

Un saludo desde América a todos los Europeos.

Nora Alejandra dijo...

Hola... que interesante lo que escribes respecto al penacho de Moctezuma, la verdad creí que estaría siendo admirado por todo aquel que visitara el museo, pero al parecer no les interesa mucho, ciertamente para nadie tiene mas valor que para los mexicanos, pero Europa tiene llenos sus museos de arte que no le pertenece, así que para ellos es común exhibir una pieza que no entienden pero es "de ellos" y punto. Los ingleses dinamitaron el Partenón para poder llevarse la parte superior en pedazos, los alemanes se llevaron la esfinge de Nefertiti con engaños y ahora es su pieza de honor... Así que no creo que los austriacos pretendan o tengan siquiera pensado en devolvernos algo que es parte de nuestra historia y nuestra cultura. Lo curioso es que siendo tan racistas tengan algo de una persona que según sus conceptos es inferior a un ser humano... Pero hay que reconocer a Canadá que regreso la momia de Ramses II a Egipto, algo digno de elogiar... A ver cuando nosotros elogiamos a los austriacos por devolvernos el Penacho de Moctezuma a sus legítimos dueños, nosotros los mexicanos

TruequeArte dijo...

Otra cosa curiosa es que en México no se exhibe nada tomado a la mala del extranjero. Quizá por eso los mexicanos seamos tan "tranzas" entre nosotros. Vemos que los demás se llevan cosas y les va bien mientras nosotros sólo los dejamos pasar.

Lo que comentas de Canadá es digno de elogiar... no como fue el casi exterminio que hicieron con sus pueblos originarios, pero al menos ya reconocieron públicamente que actuaron mal contra ellos.

Y sí, sin lugar a dudas, el sentimiento que siento hacia los austriacos (y otros "dueños" de arte prehispánico) se transformaría radicalmente si enviaran los objetos de vuelta. No sé si les moleste que en el fondo muchos pensemos "devuélve lo que está fuera de su lugar", pero estoy seguro que se darían cuenta cuando muchos de nosotros les invitaríamos mínimamente una bebida a los ciudadanos de un país que regresara algo tan trascendente como un códice o el penacho.

¿Seguiremos toda la vida llevándonos como niños pequeños o alcanzaremos a tratarnos como hermanos?

Juan Francisco dijo...

No se porque esta haya el penacho pero estoy de acuerdo contigo. No se si se tenga que hacer una peticion ya sea el gobierno o el museo de antropologia e historia pero el chiste ews que se devuelva a donde se valora que son las personas que le tenemos un cariño especial a esa reliquia

Piezas Pre Europeas Fuera de su Región de Origen

* Códice Laud -> Bodleian Library, Oxford, Inglaterra
* Códice París -> Bibliothèque Nationale, París, Francia
* Códice Cospi -> Biblioteca Universitaria di Bologna, Bolonia, Italia
* Códice Borgia -> Biblioteca Apostólica Vaticana, Roma, Vaticano
* Códice Madrid -> Museo de América, Madrid, España
* Códice Dresden -> Sachisische Landesbibliothek de Dresde, Alemania
* Códice Borbónico -> Biblioteca de la Cámara de Diputados, París, Francia
* Códice Vaticano B -> Biblioteca Apostólica Vaticana, Roma, Vaticano
* Códice Mendocino -> Bodleian Library, Oxford, Inglaterra
* Máscara de Río Azul -> Museu Barbier-Mueller, Barcelona, España
* Códice Vindobonesis -> Biblioteca Nacional de Austria, Viena, Austria
* Penacho de Moctezuma -> Museo de Etnología, Viena, Austria
* Códice Fejérváry- Mayer -> Free Public Museums, Liverpool, Inglaterra


Piezas de Machu Picchu -> Más de 4,000 piezas incas exhibidas en Yale. Dichas piezas deben ser devueltas y no están abiertas al trueque ya que sin lugar a dudas fueron prestadas.